Un pueblo obligado a pagar el entierro de un presunto pederasta porque murió allí

Un pequeño pueblo de Cáceres tendrá que enterrar en su cementerio a un delincuente y presunto pederasta por el simple hecho de haber muerto en el tramo de autovía que pasa por el municipio. No solo eso: deberá costear el traslado del cadáver e inhumarlo en uno de sus nichos. Son unos 3.000 euros de gasto que el ayuntamiento, ahora mismo, no tiene. Habrá que modificar de urgencia el presupuesto municipal, ya prácticamente agotado a estas alturas de año, y destinar a este imprevisto un dinero necesario para otros gastos básicos.

Fuente y leer más: El Confidencial

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*