Unos okupas llaman a la Policía porque los propietarios hacen mucho ruido

Una mujer, su marido y su hijo de tres años están viviendo una «pesadilla» después de que su vivienda fuera ocupada hace dos días por otra familia en la zona de Sevilla-Este. Habían pagado 3.000 euros de señal para comprarle al banco una casa en la calle Baloncesto, pero cuando llegaron para firmar el contrato se encontraron con una pareja de okupas y sus hijos dentro, según informa el diario ‘ABC’

Leer más: Cadena SER

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*