Un piloto que iba de pasajero se pone a los mandos para salvar sus vacaciones

El compañero de pasaje que muchos desearían. Después de tanto tiempo esperando la temporada estival para cambiar el lluvioso Manchester por las playas de Alicante, la ausencia de un piloto no impidió que un avión despegase rumbo al Mediterráneo gracias a Michael Bradley, un oficial de cabina que esperaba el avión con su familia dispuesto a iniciar sus vacaciones y que se ofreció voluntario para operar el vuelo, evitando así su cancelación.

Leer más: Eldía

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*