El dueño de un bar premia a sus clientes que fichen al entrar y salir del local

Si creen que nunca han visto este bar están equivocados. Su barra es una de las más grabadas por las cámaras porque en ella se registraban las marcas del río Mandeo cada vez que se desbordaba en Betanzos. La imagen de sus dueños barriendo agua hacia la acera es otro icono que, por suerte, parece que no se va a repetir nunca más tras una contundente obra de Fomento.

Leer más: La Voz de Galicia

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*