Cae un furgón con cajas de consoladores por un acantilado

La Guardia Civil está tras la pista del conductor de la furgoneta que cayó por un acantilado de 200 metros en la costa de O Vicedo. En un principio le localizó en una pensión de O Vicedo, donde se hospedaba. El pasado Jueves Santo dio a lavar una ropa sucia a la propietaria de la pensión. Al día siguiente desapareció; desde entonces nada se sabe de él ni de su paradero.
Esta pista hace suponer a los investigadores que el accidente ocurrió el Jueves Santo «o incluso antes», pero muy probablemente ese día, aunque la furgoneta fuera descubierta entre las rocas del cantil el sábado.
Leer más: lavozdegalicia

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*