Los pulpos que toman éxtasis son más amigables

Los pulpos son inteligentes. Abren frascos, roban pescado y chocan los cinco.

A pesar de que sí interactúan, por lo general, son poco sociables y temperamentales y muestran patrones de conducta muy peculiares como es el caso de Otto, que provocó apagones en un acuario alemán, e Inky, que se hizo famoso por escapar de un acuario en Nueva Zelanda.Aprenden a través de la experiencia y la observación, y forman recuerdos duraderos con paquetes de cientos de millones de neuronas parecidos a cerebros en cada tentáculo y una sección en el medio que centraliza la información.

Leer más: NYT

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*