Echan a un niño sin brazos de un restaurante por comer con los pies

William Bancroft nació sin brazos, pero nunca ha tenido ningún problema para ayudar en casa, comer solo o hacer, casi casi, una vida normal. Ese sábado acudió con su familia a desayunar a la cadena estadounidense especializada en tortitasIHOP como muchos otros sábados, pero esta vez el desayuno tuvo un final amargo. El encargado del local, en un pequeño pueblo de Arkansas (EEUU), expulsó a la familia del establecimiento al ver al pequeño William, de tres años, subido encima de la mesa cogiendo una tortita entre los dedos de los pies para llevársela a la boca. Su argumento fue que la escena le podía acarrear problemas con Sanidad.
Leer más: ElMundo

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*