Si comes carne no te comerás un rosco con los vegasexuales

Más que un modelo de alimentación, el veganismo es una filosofía de vida. Porque no se trata únicamente de eliminar de la dieta cualquier producto de origen animal, sino que sus adeptos se ocupan de que nada de lo que consumen tenga que ver con ellos, desde la ropa hasta los cosméticos. Entonces, ¿resultaría descabellado asumir determinadas restricciones, incluso en el plano sexual? Parece que, al menos en Nueva Zelanda, no lo es. Así lo aseguran las conclusiones de un estudio elaborado por la Universidad de Canterbury, en el país oceánico. Su coordinadora, Annie Potts, acuñó un nuevo concepto en torno al veganismo, bautizando a sus practicantes como “Vegasexuales”.
Leer más: ElPaís

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*