Su mujer le prohíbe ir a ver el fútbol y le da un ictus

Acudió el sábado a ver el partido del Sporting contra el Alcorcón, y el domingo por la mañana se presentó en Mareo para presenciar el entrenamiento del equipo, pero acabó ingresado en el Hospital de Cabueñes por un ictus, previo paso durante dos días por los calabozos de la Comisaría de la Policía Nacional. Y todo porque su mujer, después de que una vecina alertase de una discusión entre ambos, les dijese a los policías: «Me apuñaló por la espalda». El problema es que no se trataba de una expresión literal, sino de una forma de hacer ver que se había sentido traicionada por su marido al dejarla sola en casa, en el barrio de El Llano, para ir al fútbol.
Leer más: elcomercio

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*