Obligan a cubrir una estatua en una escuela religiosa por un falso pene

Existen miles de estatuas repartidas por el mundo, pero ninguna como ésta. Su unicidad no radica en la autoría o en el buen hacer del escultor, en este caso lo llamativo es lo que representa. O más, lo que podría parecer que representa.
Leer más: HuffingtonPost

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*