Multan a una niña de cinco años por vender limonada sin licencia

La escena es la clásica de cualquier película americana. Una mesa instalada en la calle a modo de mostrador y detrás de ella una niña pequeña vendiendo limonadacon su padre a cambio de unos centavos. A simple vista no hay nada raro en esta historia, pero a unos agentes que pasaron por allí no les pareció demasiado bien el invento. Terminaron condenando al padre de la niña a pagar una multa de 166 euros por no tener «licencia para comerciar».

 Leer más: CadenaSER

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*