Una mujer 'okupa' su vivienda realquilada por su inquilino de Airbnb

Montse Pérez entró ayer en un bonito piso que queda a un paso del mar en el barrio de la Barceloneta. Lo reservó por internet a través de la plataforma de alquileres turísticos Airbnb y espera pasar en él una larga temporada. El precio del piso en junio es de 200 euros por noche. En julio y agosto el precio sube hasta los 230-250 euros la noche. Este hecho sería de lo más normal si no fuera porque Montse es la dueña del piso al que acaba de entrar. El joven al que le alquiló el apartamento lo expuso, sin consentimiento y sin licencia turística, en la plataforma de internet donde lo realquila por días. Se embolsa 8.000 euros al mes.

Leer más: lavanguardia

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*