El rey de Holanda lleva dos décadas pilotando vuelos comerciales de incógnito

“Buenos días, les habla el copiloto…”. Reconocible para cualquier pasajero de un avión, desde hace 21 años este es también el saludo favorito de Guillermo de Holanda, que pilota de incógnito aparatos comerciales de la aerolínea holandesa KLM. El viaje más reciente lo hizo el pasado martes con un Cityhopper, especializado en cubrir hasta 54 rutas europeas. La pasión por el vuelo del rey es un sueño de juventud hecho realidad: dos veces al mes lleva un modelo Fokker 70.

 Leer más: elpaís

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*