Recuerdan a su madre en el periódico con el mensaje: "Para un día que salgo en una esquela y no me veo"

16299472_10212160181580186_4121968789799828174_n
El buen humor y la simpatía definieron toda su vida a María Rodrigo Molino, así que su familia quiso que en su muerte quedara ese recuerdo de ella. En negro sobre blanco. En su esquela publicada en ABC tras los datos habituales figura una frase que la retrata y que regala a propios y extraños una sonrisa más de las muchas que María creó entre quienes la conocieron: «Para un día que salgo en una esquela y no me veo».
Leer más: ABC

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*