Los ronquidos de un hombre obligan a detener un pleno para que un policía lo despierte

Los plenos de Arteixo a las nueve de la mañana suelen generar numerosos bostezos y caras largas entre los asistentes. Un hombre que se encontraba ayer en los asientos del público no pudo resistir al aburrimiento y acabó dormido en medio de la sesión mientras los concejales discutían.
Leer más: laopinioncoruna.es

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*