El oleaje saca a flote un fardo de hachís y los bañistas se llevan más de la mitad

Con una temperatura de 30 grados, un intenso lorenzo en el cielo y una suave brisa de levante, fue un excelente día en el que las playas, como marcan estas fechas, estaban abarrotadas. Muchas de las personas que acuden al litoral para disfrutar de una de estas jornadas vuelven a casa con piedrecitas o conchas que han ido recogiendo en la orilla, pero en Pedregalejo este pasado domingo hubo unos cuantos bañistas que lo hicieron cargados de algo que está prohibido. Y no se trata de algún pez o molusco protegido, sino de las pastillas de hachís de las que se apoderaron después de que se desprendieran de un fardo que el oleaje sacó a flote.
Leer más: diariosur

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*