La dueña de un bar localiza los jamones robados siguiendo el rastro de la grasa

Para dar con una caja registradora, una televisión y siete jamones robados, no han hecho falta testigos ni ninguna sesuda investigación: una senda de grasa llevaba desde el lugar de los hechos hasta casa del presunto ladrón. Ocurrió el pasado lunes en la taberna Los Caracoles de Sanlúcar de Barrameda, donde los propietarios del local siguieron el rastro que habían dejado los jamones al ser arrastrados hasta un domicilio.

Leer más: verne

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*