El ministro del Interior español tiene un ángel de la guarda que se llama Marcelo y le ayuda a aparcar

El fervor religioso de Jorge Fernández Díaz es ya conocido. El ministro del Interior ha dedicado los últimos años a condecorar vírgenes, inaugurar cuarteles con obispos,  meditar en el Valle de los Caídos o asistir a la beatificación de mártires de la Guerra Civil, pero esta vez ha ido más allá. En una entrevista en La Vanguardia, Fernández Díaz cuenta algunos de los aspectos más personales de su práctica religiosa. El ministro, que reconoce ser de misa diaria y desvela su preferencia entre las vírgenes por la Inmaculada Concepción, explica que cuenta con la ayuda diaria de un ángel de la guarda. El responsable de las fuerzas de seguridad del Estado indica que, el ángel, al que llama Marcelo, le ayuda «en las pequeñas cosas, como aparcar. Y también en las grandes, siempre ayuda».

Leer más: eldiario

1 Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*