Un bombero provoca incendios para sentir el subidón de adrenalina al apagarlos

Shota Kawasaki es un joven japonés que reside en una pequeña localidad de 8.000 habitantes llamada Kuroishi. Además de su trabajo en una fábrica de objetos realizados con mimbre, también es miembro del cuerpo de bomberos voluntarios de la localidad. Hasta aquí, un ciudadano ejemplar querido por toda la comunidad.

Leer más: 20Minutos

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*