Cuatro policías detienen la proyección de una película para cambiar de butacas a una familia

17.25 horas, Cines Yelmo en Jerez de la Frontera (Cádiz). Una película con apenas 13 espectadores perdidos entre 500 butacas. De repente se congela la imagen, se encienden las luces y entran cuatro policías nacionales. Es lo más parecido a un golpe de Estado. La Policía se dirige a un hombre que está sentado junto a tres chicos, y lo normal es pensar en alguna de las opciones que con rapidez se vienen a la mente: peligroso terrorista yihaidista, pedófilo, asunto de drogas… nada de eso.

Leer más: insurgente

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*