Deja 3.000 euros de propina para evitar que desahucien a una camarera

propina-camarera

Nueva historia de solidaridad en un restaurante. Hace unos días se hacía viral la noticia de un cliente que había dejado una propina de 200 dólares a la camarera para que pudiera visitar a su hijo. Ahora, otra historia aún más generosa sale a la luz. Su protagonista es un hombre residente en Nueva York que, tras acabar de cenar en un restaurante por un precio de 43 euros, dejó una propina de nada más y nada menos que de 3.000.

Leer más: elcorreo

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*