Le estafan 50.000 euros con un falso trabajo de gigoló

La mujer juzgada ayer en A Coruña tenía en el 2012 una de esasempresas de líneas eróticas. Unas veinte chicas respondían desde un piso de Málaga a las llamadas de hombres de toda España a través de un 803 (1,16 euros por minuto desde red fija, y 1,51 euros desde red móvil). Hasta aquí, nada fuera de la ley. La razón de que esa mujer ocupara ayer el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial fue porque un joven de Culleredo la denunció por estafa. Contó que en marzo del 2012 se encontró con una oferta de trabajo en Internet que, supuestamente, había publicado la procesada.

Fuente y leer más: Lavozdegalicia

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*