Le roba al cura el dinero de sus fieles y se lo gasta en prostitutas

Descubren a un cura teniendo relaciones sexuales con una prostituta en un cementerio

Vicente se quedó mirando la chequera con ojos de deseo. Cuántas cosas podría hacer con ella, se dijo mientras desfilaban por su cabeza algunas de esas fantasías. Reparó entonces en que el cura no estaba en su despacho ni se le esperaba en los próximos segundos. Tenía tiempo de sobra para sucumbir a la tentación. Era en ese momento o nunca. Un pequeño ángel se levantó sobre su hombro derecho para recomendarle que apostara por la honradez y se olvidara de aquel dinero fácil. Pero otro demonio más fuerte le susurró algunas de las extravagancias que podía llevar a cabo, y eso bastó para inclinar la balanza del lado del mal.

Leer más: elconfidencial

vía Menéame

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*