‘Un hombre borracho se frota con un buzón después de discutir con su mujer

hombre-buzon

Un hombre borracho como una cuba frotándose con un buzón porque ha discutido acaloradamente con su mujer, es lo más normal del mundo en Inglaterra. No sé por qué debemos alarmarnos, si cada vez que sales por la noche a tomar algo ves a un tipo bebido gritando «WTF!» que dios sabe WTF ha querido decir. Estos hechos tuvieron lugar en septiembre del año pasado, aunque ahora se ha conocido el veredicto.

El hombre, de 45 años, gritó e insultó a su mujer en medio de una calle de Manchester y,  como era de esperar, ésta se dio media vuelta y se largó a casa. A todo esto, otra mujer presenció alertada desde la ventana de su casa la escena típica de un drama de Ken Loach,  según relata el diario Telegraph. El hombre, dibujaba un perfecto zigzag hasta el buzón rojo más cercano, al que imaginaría como la protagonista de la canción Lady in red. Se paró enfrente de él y se bajó los pantalones hasta las rodillas y, mientras profería sinuosos y repetidos wow!, contorneaba el cuerpo hacia su amada vestida de rojo, tersa y fría como el hierro, mientras se restregaba y frotaba… ¿¡qué pasa, ya estás palote?! Ten compasión por el buzón y su cartero, tienen que estar sufriendo lo que no está escrito.

Pero la primera pregunta que se debe hacer uno para analizar lo sucedido es: además de ir a un partido de los Red devils, ¿qué se puede hacer en Manchester si no es ir a un pub a hincar el codo? Y la respuesta correcta es: hincar el codo y luego ir a frotarte con un buzón rojo.

Cierto es que estos buzones tienen su punto, son mucho más atractivos que el maniquí que se vió obligado a sentir el frote de un ladrón necesitado de amor, dónde va a parar. Alguien debería componer una canción a este objeto del paisaje tradicional inglés, que guarda y protege las postales para la familia, novios y novias, cada vez que uno pone rumbo a Londres, Bristol, Liverpool, Manchester…

Si estás por Inglaterra y alguna vez te sientes atraído como este hombre por un robusto buzón inglés, hazlo con cuidado y disimulo, que el frotting no se te vaya de las manos. Como te sorprenda una pareja de bobbies la broma te saldrá cara como a este arrepentido desvirgador de buzones. Ahora la justicia le ha obligado a pagar una indemnización a ambas mujeres, además de comprometerse a hacer trabajos sociales y acudir a un tratamiento de desintoxicación de alcohol.

P.D.: No vayas a Manchester a menos que te eches un amigovio buzón.

Texto: Parece del Mundo Today

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*