¿Cuánto les daría su aseguradora si a Ronaldo, Messi o Alonso les amputaran un miembro?

ronaldo-piernas

Este es un tema jodido, pero no por eso deja de despertarnos la curiosidad. Enterarte de cuánta pasta se embolsaría si a Cristiano Ronaldo o Messi le amputaran una pierna, es de interés general en España. Obviamente todos los casos son un supuesto y nunca querríamos que ningún deportista o artista tuviera un percance de este tipo. No apto para niños y adultos con mucha imaginación.

Las cifras astronómicas que barajan las estrellas del fútbol, de la música o del cine, son tan altas que parecen no ser suficientes para vivir en caso de que tuvieran que dejar a la fuerza su trabajo. Ganar decenas de millones de euros al año –miles de millones en pesetas… jodó–, se nos va de las manos, no sabríamos qué hacer con tanto dineral. Pero ellos sí, y además, por si acaso quieren más.

Si mañana le amputan las piernas a Ronaldo –Dios, si existe, no lo quiera–, iría a su seguro con un camión para cargar los 100 millones de euros en los que las aseguró. Messi, no sabemos si es que las valora menos o es que no gasta tanto en Rolls, pero con 50 millones le valdría para ir tirando.

Fernando-Alonso-pulgares

Fernando Alonso, ‘el astro del volante’ que detesta su Ferrari, esperemos que tenga una larga carrera de éxitos y que no le pase nada. Pero en el hipotético caso de que se cortara los pulgares con una radial cortando una estantería de Ikea, su seguro le daría 10 millones de euros. Es para pensárselo, diréis, ya, pero es que él vive de eso. Si os lo propusieran ya sabemos la respuesta, nosotros también diríamos: «córtamelos ahora, Ambrosio, que pierdo el vuelo a Bora Bora».

Por cierto, si a Casillas, pongamos por caso, Arbeloa le da un ataque de locura y no sólo le lesiona, sino que coge un cuchillo jamonero y le corta las manos –con un corte limpio para que no salpique–, aparte de la indemnización del seguro de este último, el guardameta se llevaría 7,5 millones.

Tampoco Dios –si existe– lo quiera, pero puede ser que un día Enrique Iglesias se levante de su cama de amantes y al meterse en la ducha, se ponga a cantar y compruebe que no tiene voz porque alguien le ha robado las cuerdas vocales. Entonces, va con el número de cuenta a su aseguradora para que le ingresen 1 millón de dólares. Con lo bajo que está el dólar no es tanta pasta, debería subir la cláusula o dárnoslo en forma de calderilla. Madonna se llevaría cuatro si se queda sin poder cantar su Like a Virgin a sus 56 tacos.

María Carey fue lista y se hizo el ‘pack cara + voz’ por 7,5 millones. Habría que valorar de esta cantidad una parte, a no ser que en un concierto el guitarrista le dé con el mástil de su instrumento en la cara y le arranque las cuerdas vocales. No es muy corriente este tipo de casos, nosotros no conocemos ninguno, pero las compañías de seguros lo prevén y se adelantan a cualquier posibilidad por muy raruna que sea… puedes asegurar hasta el pelo canoso de medio metro de la pechera. No os riáis, por ejemplo, si alguien le quema con un mechero a Tom Jones –no olvidar, el Tigre de Gales–, ese pelo en pecho a lo Alfredo Landa que nos lleva, ingresaría la friolera de 3,5 millones de libras –sacad la calculadora solar–.

Jennifer-Lopez

Otras como Jennifer López, conocida más por su trasero que por sus canciones –lástima, pero es así–, tendría un gran problema si alguien decidiera que quiere cortarle el culo para disecarlo. Para eso, antes tendría que cortárselo mientras echara una cabezada en su lujosa piscina. Luego, se lo llevaría a su casa y ella, al despertarse con cosquilleo en el trasero llamaría al seguro para recibir 6 millones de dólares.

El caso más chocante es el del pene de un actor que todo el mundo ha visto follar al menos una vez en la vida. Le nombra todo el mundo para hacer una gracia y puede que hasta un día te salte del fondo de una sopa. Rocco Siffredi, responsable de los éxitos cinematográficos Attention fillettes! o True Anal Stories, al paso que va podría sufrir un día rotura de pene… o alguna moza, harta de su protuberancia leonina, podría pegarle un bocado y dejarle una pasa en la entrepierna que no valga ni para el peor cuscús. No pasa nada, dentro de lo malo lo tiene asegurado para que no sufra tanto: 600.000 euros. No es mucho si te dicen que nunca más vas a poder trabajar con el pene.

Texto: Parece del Mundo Today

Con información de ABC y Rastreator

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*