Un vecino coloca dos féretros junto a un restaurante para ahuyentar a los clientes

El mismo vecino de Dénia que hace unos días sacó lápidas a su patio para asustar a los clientes del restaurante contiguo, abierto desde el pasado mes de junio, ha logrado ahora que su protesta todavía sea un punto más tenebrosa. Se ha superado, sin duda. El lunes por la tarde colocó sobre dos andamios sendos ataúdes. Su propósito es el mismo que perseguía con las estelas funerarias. Le molesta que los clientes cenen en el patio del restaurante, que da a la parte de atrás de su casa. Y está decidido a hacerle la vida imposible al negocio de hostelería. Sus quejas adquieren cada vez tintes más macabros.

Fuente y leer más: Farodevigo

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*