Un entierro acaba en persecución

El multitudinario entierro de un viejo conocido de las fuerzas del orden, Fernando Amado Botana, de unos cuarenta años, acabó en una espectacular persecución por las calles de Carballo. Los protagonistas, por un lado, Pedro López Añón, Pedrito y, por el otro, agentes del Servicio de Intervención Rápida de la Guardia Civil y agentes de Carballo. Este ladrón multirreincidente se dio a la fuga. Eso sí, en su huida casi atropella a dos guardias, que tuvieron que tirarse al suelo para esquivar el Opel Omega verde, con placas de matrícula 1677-CLN que manejaba el fugitivo.

Fuente y leer más: lavozdegalicia

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*