Pasajeros de una atracción de zombies ven cómo muere uno y piensan que es una broma

Un joven de 18 años ha muerto haciendo el zombi.  Literalmente. Jeremy McSpadden Junior formaba parte de la atracción de Halloween “Zombie Slayer Painball Bus” de la localidad de Hauser, en el norte de Idaho (EE. UU.), y su misión consistía en pasearse cual zombi por un laberinto formado en un maizal, mientras que un autobús escolar cargado de pasajeros intentaban disparar bolas de pintura a los muertos vivientes desde las ventanillas, fingiendo así matarlos.


Fuente y leer más: RepúblicaInsolita

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*