Una mujer harta de su fracaso en el amor se casa consigo misma

Decenas de contactos en varias redes sociales internet (alguna cita que no cuajó). Varios viajespara conocer a su media naranja. Muchas salidas con amigos para ver si saltaba la libre. Y nada de nada. Como diría mi abuela: “Que si quieres arroz Catalina“.

Así que Grace Gelder, una británica originaria de Londres, cortó por lo sano, y haciendo honor a una canción de Björk que dice: “Mi nombre es Isobel, casada conmigo misma“, contrajo matrimonio con un ‘espejo’ (La extraña pareja). Al que finalizado el enlace, dio un beso de tornillo de esos para guardar en la memoria.

Fuente y leer más: 20minutos

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*