Mata a otro en un restaurante y luego sigue comiendo.

La sorprendente escena tuvo lugar hace unos días en un restaurante de Tokio: un cliente agarra una silla vacía, y otro que la estaba usando para poner sus pies encima lo mata y acto seguido pide tranquilamente un bol de tallarines.

La policía de Tokio está interrogando ahora a Shinichiro Imanishi, un hombre de 37 años de edad y 120 kilos de peso, acusado de matar a pisotones a Hisao Kitajima, de 49 años.

Fuente y leer más: La Voz de Galicia

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*