Siete noticias de trabajos para volver con ‘ganas’

La vuelta al colé de los mayores no se ha hecho esperar. Otra vez la misma cantinela de siempre: madrugones, atascos, llevar al niño a la guardería, retrasos en el metro, agobios y ‘estreses’ varios…hasta que atraviesas la puerta de tu empresa y piensas: «empieza el cole con los mismos compañeros de siempre… ¡ánimo, chaval!».

El trabajo dignifica, dicen unos, otros que hace libre, pero el que mejor se ajusta a la realidad es ese que dice que «el trabajo es sagrado y lo sagrado no se toca». Bromas aparte, tener un trabajo es buena señal en los tiempos que corren, pero si no te convence todavía, aquí te traigo algunos ejemplos para hacértelo más llevadero. Siempre pudo ser peor…

La vuelta al lavoro después de las vacaciones es un bajón para la gran mayoría, por no decir todos -siempre hay alguna excepción-, pero para eso ya hay alguna persona que piensa por ti para darte una idea. Por ejemplo, esta mujer que sin cortarse un sólo pelo, debió pensar el fin de semana en su casa que madrugar otro lunes no era buena idea. Así que, con un par de ovarios, fingió su propio secuestro. Lástima que las cámaras de seguridad la sorprendieran con las manos en la masa. Una de ellas la grabó mientras iba a echar un boleto de lotería. La suerte estaba echada, tiene guasa la cosa…

Los becarios son mi gran admiración, muchos están hasta para salvarle el culo al jefe. Incluso algunos trabajan tantas horas que desgraciadamente llegan a palmarla, como el becario-bancario de Bank of America, que se pasó de ambicioso y, después de tres días mirando la pantalla del portátil sin pestañear, fue a casa a darse una ducha para seguir dejándose la piel en el trabajo. Pero no llegó, cayó antes redondo. Este caso es singular, no vayamos a asustar ahora a los becarios que empiezan motivados estos días en sus primeros empleos; sólo quiero que sepan que el trabajo en exceso mata. Hablando del rey del becario, aquí dejo una oferta de empleo por si quieres ser «el becario mejor pagado del mundo», seguro que a más de uno nos interesa…

daft punk

Si todavía no tienes trabajo y ya te han citado para una entrevista de trabajo, que sepas que debes estar preparado para cualquier cosa. A mí todavía no me ha pasado, pero tiene que ser embarazoso y divertido a la par que te hagan bailar, como a este joven que denunció a una empresa inglesa porque le hicieron hacer el robot a ritmo de Daft Punk. Para grabarlo…

Los buenos modales también son importantes en el trabajo. Durante las vacaciones es normal que se te escape un pedete o te tires un eructo con los amigos haciendo el grito de Tarzán en medio de la playa -un poco raro, ¿no?-, pero en un ambiente de trabajo está claro que la cosa desentona y, sencillamente, es que es de mala educación. Vamos, tan de mala educación que si eres reincidente lo más probable es que acabes en la calle como este trabajador de un hospital que se cortó hasta las uñas en la mesa del trabajo. Todo un lince el amigo, que encima le extrañó que le echaran y adujo que era «una broma entre compañeros».

De mala educación también, lo que le pasó a un pobre hindú que sufrió las inclemencias del monzón en su localidad. Con todo inundado de lodo, agua y fango, no se le ocurre a un reportero ‘estrella’ de la televisión que subirse a sus hombros para entrar en directo al programa. Eso sí, le dijo al cámara que le sacara de cintura para arriba pero no le hizo caso. La gente alucinó y, como era de esperar, la cadena lo apartó un tiempo del programa hasta que las aguas volvieron a su cauce.

Pero quizá la noticia más graciosa que he leído en el mundo trabajo, es la del empleado de una sucursal de banca que igual tan agotado como el becario del Bank of America, se apoyó en el teclado para echarte una ligera cabezadita. Con tan mala suerte, que un dedo o la nariz, -imaginemos la escena-, apretaron la tecla del dos y transfirió la astronómica cifra de 222 millones de euros. Ahí es nada… y el tío con un sopor en su puesto de trabajo. Menos mal que subsanaron rápido el percance y se quedó en una anécdota para contar un día a los nietos.

Trabajar sí, pero sin matarse, a menos que quieras salir en un futuro artículo de Parece del Mundo Today

 ¡Salud y buena reincorporación al ‘cole’ de los mayores!

Texto de Parece del Mundo Today

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*