Sevilla venera una talla de santa Lucía que en realidad es un san Juan travestido

Una talla del siglo XVI de Sevilla a la que se da culto como Santa Lucía no es ni mucho menos una santa ya que en su origen era San Juan Evangelista, cambio efectuado en los años 30 del siglo XX durante una restauración de la pieza, adscrita a la capilla del Dulce Niño Jesús. La talla, de rostro pálido y de madera, forma parte de un retablo del escultor salmantino Juan Bautista Vázquez El Viejo al que fue atribuida la obra por el restaurador sevillano Benjamín Domínguez y por el historiador Jesús Porres en 2007.

Según ha explicado a Efe Domínguez, en el archivo de Protocolos Notariales de Sevilla se puede encontrar el contrato del encargo con el escultor salmantino, pero el retablo era para un San Juan, y los expertos se encontraron con una Santa Lucía, aunque con figura propiamente de varón y corte masculino. Además, la talla exhibía los colores propios de la representación del evangelista, mantolín rojo y vestiduras verdes, pero con una cara femenina y pelo castaño, que originariamente había sido dorado, por lo que los investigadores concluyeron que se encontraban frente a un San Juan reutilizado.

Fuente y leer más: Público

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*