Los Aznar mandaban un coche oficial para comprar helados Häagen-Dazs

Aznar tomaba de postre en la comida y en la cena siempre helado de...

El presidente era feliz con huevos fritos con chistorra, pero jamás se concedía el capricho de unas patatas fritas. Se sabía, o eso parece, las claves de la dieta disociada. A Aznar, además, le encantaba el picante, los pimientos de padrón en concreto.

Sin embargo, a lo que no renunciaba jamás era a su dosis diaria de helado de café de la marca Haägen-Dazs. Esa es la primera norma que hubo de aprender el chef. De hecho, en alguna ocasión se envió un coche de incidencias para abastecer del preciado artículo en las cocinas. Si faltaba ese postre, se trataba de un «asunto de Estado» hasta el punto de que llegó a enviarse el helado desde Madrid por avión en algún viaje para evitar sobresaltos.

Fuente y leer más: elmundo

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*