Ordenan la retirada de tulipanes amarillos de un jardín de Vitoria por su «ofensiva» combinación con los rojos

La primavera viene, en ocasiones, preñada de un simbolismo insoportable. Ojo con las flores, que pueden brotar en forma de dardos venenosos. Qué decir de la naturaleza y sus colores, son capaces de abrir llagas supurantes en quien los contempla. Ay, los jardineros. Si les dejas, los muy traidores se conchaban con los bulbos y el césped para dibujar parterres insultantes.

El consejero de Salud del Gobierno vasco, Jon Darpón (PNV), ha visto en la estación que nos acompaña un alarde de españolismo indecente. Y lo ha visto en Vitoria. En concreto, en el exiguo jardín al que se asoma la subdirección de Salud Pública y Adicciones de Álava, plantada en el número 11 de la calle Santiago, en la trasera del hospital del mismo nombre.

Fuente y leer más: elcorreo

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*