Un jubilado alemán confiesa su pasión por los videojuegos de guerra

Se llama Heiner Waldmann, pero es más conocido por su apodo ‘Veterano de Battlefield’, en honor al videojuego con el mismo nombre en el que pasa más tiempo casi que con su mujer. Cuatro horas al día y ya suma más de ocho mil entre este videojuego de moda y otros como Call of Duty o Frontlines.

Este técnico que ya trasteaba de joven con «aparatejos» que convertía luego en radios para escuchar de forma clandestina lo que pasaba en el mundo desde la RDA, se aficionó al ordenador hace veinte años, cuando se dejaba su sueldo entre nuevos aparatos y el gasto de Internet en el abultado recibo que le llegaba cada mes.

La próxima semana cumple este alemán menudo 75 años pero los años, aunque le pesan, parece que no le importan cuando se pone delante de la pantalla. Presume de jugar con jóvenes de todo el mundo, aunque no sepa decir una frase en inglés se entiende bien. Su misión no necesita mucho el habla, tan sólo ser un estratega y buena puntería. Incluso firma autógrafos en la feria más importante de videojuegos de Alemania.

El nivel 100 de Battlefield ya lo ha superado y va a por más, porque mientras el cuerpo aguante seguirá pasando la vida en un videojuego de guerra.

Fuentes y leer más (alemán): Vice / Suddeutsche

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*