«Me cambié mi nombre por ‘Sexy’ porque siempre llevo lencería de Victoria’s Secret»

«Me cambié mi nombre por ‘Sexy’ porque siempre llevo lencería de Victoria’s Secret»

Sexy Crabtree. (S. Crabtree)

En un capítulo de los Simpsons, Homer decide cambiar su nombre por el de Max Power y sugiere a su mujer que use el de Pechitos McTetis. Como es habitual en las series de animación, en el capítulo siguiente Homer ha recuperado su verdadero nombre, pero en la vida real hay quien tiene ocurrencias semejantes y no dn marcha atrás.

En España los ciudadanos pueden cambiar su nombre en cualquier momento, pero éste tiene que cumplir una serie de requisitos, los mismos que limitan los nombres que un padre puede poner a su hijo: no puede perjudicar objetivamente a la persona (ser deshonrosos o humillantes), la identificación no puede ser confusa y no puede ser igual que el de un hermano.

Pero no en todas partes está limitado el uso de los nombres. En el estado mexicano de Sonora acaban de legislar al respecto, para acabar con el acoso que sufren numerosos niños de la localidad cuyos padres se pasaron de graciosos. Hay padres mexicanos que han intentado registrar a sus hijos con nombres como, Cheyenne, Circuncisión, Escroto, Fulanito, Anivdelarev, Hurraca, Aguinaldo…

En EEUU los cambios de nombre también tienen ciertas restricciones, pero, en la cuna del liberalismo, es relativamente sencillo lucir un apelativo extravaganteLa nueva Ley del Registro Civil del estado prohíbe registrar a los infantes con nombres denigrantes o artísticos. Y la dirección ha recibido unas directrices para impedir que se registren nombres concretos que, con anterioridad, se validaron en sus oficinas: Rambo, Yahoo, Juan Calzón, Elma María, Espericueta, Michelin, Waippy, Xahydylw, Pitágoras, Sol de Sonora, Virgen María, Sonora Querida, Virgencita, Pecho, Neil Armstrong, Rosa y Cela, Jesucristo, Jehova, Shakira y Wisin & Yandel.

Fuente y leer: elconfidencial

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*