Un estudio demuestra que volverse rico nos convierte en «cabrones»

A medida que la riqueza de las personas aumenta, se constata que tienen tendencia a hacer menos pruebas de compasión y empatía. Al contrario, se preocupan mucho más de su buen hacer, sus méritos y sus propios intereses.

«Los sujetos que parten de un nivel bajo o medio y que construyen una riqueza por cualquier medio que sea, son los más afectados. El reflejo es proteger la nueva situación al precio que sea».

Fuente y leer más (francés): atlantico

Vía Menéame

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*