El alto coste de la cirugía estética fomenta el uso de ‘gadgets’ para cambiar el cuerpo

La cirugía plástica DIY arrasa en Asia (y está deformando la cara de miles de jóvenes) | PlayGround | Actualidad Musical

Las estadísticas nos dicen que en los países asiáticos más desarrollados la cirugía plástica lleva años causando furor. Tanto que en el último año se estima que una de cada cinco mujeres en la ciudad de Seúl llegó a pasar por el quirófano para hacerse unos retoques, ya fuera en la barbilla, las orejas o -la gran especialidad del continente- los párpados, para modificar el rasgado del ojo y parecer ‘menos asiáticas’. Lo cierto es que, tradicionalmente, las culturas del extremo oriente han puesto un énfasis desmesurado en la belleza femenina, hasta el punto de que se ha convertido en un factor darwinista de selección social: las más guapas, según el canon, son las que encuentran los mejores trabajos, los mejores maridos; las mejores oportunidades, en definitiva.

Pero la cirugía plástica es costosa, y una persona normal no puede permitirse todas las operaciones que conllevarían alcanzar la imagen perfecta. Sobre todo si eres joven y no perteneces a una familia rica. Este es el motivo que ha llevado a la popularización en países como Corea del Sur, China y Japón de una gama de productos pensados para transformar el cuerpo y que son una especie de sustitutivos de uso doméstico de la cirugía: con ellos puedes modificar tus párpados, reducir tu barbilla o adelgazar la cara sin necesidad de que una persona se tumbe en la mesa de operaciones. Con un efecto secundario indeseado: muchas veces estos productos fallan y, en vez de mejorar la belleza de la paciente, lo que hacen es avanzar en su deformidad.

Fuente y leer más: Playgroundmag

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*