El Gobierno paga las ‘concertinas’ con fondos de la UE para ayudar a inmigrantes

El Gobierno paga las ‘concertinas’ con fondos de la UE para ayudar a inmigrantes

concertinas_valla_Melilla

El Gobierno español va a recibir más dinero que nunca de la Unión Europea (UE) en 2014 para todas las actuaciones de carácter humanitario y asistencial a los inmigrantes y refugiados. En concreto, obtendrá unos 35 millones de euros, lo que representa el doble de la ayuda de 2011. De ahí que el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, no haya dado importancia a la petición que le hizo en el debate de Presupuestos, el 13 de noviembre, el diputado de Izquierda Plural, Ricardo Sixto, de que no gaste un euro en la coronación de la valla de Melilla con alambradas de cuchillas. “No entendemos que venga usted a defender un presupuesto con el cual se va a pagar la reposición de ‘concertinas’ en la valla de Melilla que van a causar unas heridas terribles”, le dijo. Su compañero, el eurodiputado Willy Meyer, ha denunciado ante la Comisión de la UE la eventual aplicación de recursos comunitarios con fines inhumanos.

En el contexto del crecimiento presupuestario para “la mejora general de las infraestructuras policiales para la inmigración”, Interior entiende que una inversión de 60.000 euros en la compra e instalación de tres kilómetros de alambradas de cuchillas en la valla de Melilla no afecta a la atención a los inmigrantes. Sus planes pasan además por comprar otro helicóptero para reforzar la vigilancia en Melilla y por instalar alambradas más tupidas por las que los subsaharianos no puedan meter los dedos para trepar. Estas medidas restan dinero pero permiten mantener la partida de 400.000 euros a la Cruz Roja, que asiste a los inmigrantes en los Centros de Internamiento Especial (CIES), cuyo nombre futuro será Centros de Estancia Controlada de Extranjeros (CECES), y acometer algunas mejoras.

De momento, Fernández Díaz y su delegado del Gobierno en Melilla, Abdelmalik el Barkani, han ganado la primera batalla de las cuchillas en el seno de su partido. La presidenta del PP melillense y senadora María del Carmen Dueñas no ha vuelto a pronunciarse contra las alambradas y “los peligros que entrañan para la vida de los seres humanos”. Y sus señorías del PP derrotaron el 20-N la moción pactada por la socialista Soledad Pérez Domínguez con todos los grupos de la oposición pidiendo la retirada de las espirales con cuchillas. El presidente Mariano Rajoy dijo al día siguiente que había que hacer un estudio sobre los efectos de las concertinas.

 

Fuente y leer más: Cuartopoder.es 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*