Archivo: El senador del PP detenido en Gibraltar asegura que toma cocaína por orden médica

El senador del Partido Popular (PP) por Málaga Enrique Bolín Pérez-Argemí, detenido en Gibraltar el lunes por supuesto tráfico de drogas, aseguró ayer al juez Félix Pizzarello que nueve médicos le han autorizado el consumo de cocaína para combatir la ansiedad. El senador, que ayer ingresó en la cárcel del Peñón, fue arrestado por policías ingleses en un barco de su propiedad en el que los agentes encontraron 28 gramos de cocaína, una pequeña cantidad no especificada de resina de cannabis y 12 vídeos pornográficos.

El senador, al que se acusa de posesión e importación de cocaína ycannabis para su posterior comercio y de tenencia de vídeos pornográficos -que es delito en el Peñón-, fue detenido el lunes después de que su barco, el Enrique III, hubiese chocado con el transbordador Gibline One. El inspector jefe de la Policía gibraltareña, Jim McKay, señaló ayer a este periódico que un agente investigó la causa de la colisión, lo que condujo al registro del barco durante el cual se localizó la droga y los vídeos. Parte de la cocaína estaba escondida en una caja fuerte en el dormitorio del senador.Bolín, que se había desplazado en su yate al Peñón desde Benalmádena, de donde partió en la tarde del domingo, viajaba acompañado por cuatro muchachos de edades comprendidas entre los 16 y los 21 años, quienes, tras prestar declaración a la Policía, fueron puestos en libertad sin cargos, según informó McKay.

El senador del Partido Popular, tras pasar la noche del lunes en comisaría, compareció en la mañana de ayer ante el juez Félix Pizzarello, del Tribunal Menor de Gibraltar. Bolín pidió al juez que se aplazase la vista hasta que llegase su asesor legal desde Málaga, a lo que Pizzarello accedió. No obstante, el juez especificó que las leyes inglesas obligan a que la defensa sea dirigida por un abogado colegiado en Gibraltar, para lo cual se designó al letrado Albert Isola.

La vista se reanudó a las 13 horas con la asistencia del citado letrado. Bolín se declaró culpable, aunque negó que su intención fuese comerciar con la droga, ya que, agregó, la cocaína era para su uso personal y le había sido recetada por prescripción facultativa con el fin de combatir un estado de ansiedad. Bolín aludió a su calidad de senador y recalcó que disfruta de inmunidad parlamentaria, por lo que no podía ser juzgado sin la autorización del Parlamento español.

Bajo fuerte presión

El abogado del senador manifestó que su cliente se encontraba bajo una fuerte presión dados sus negocios inmobiliarios y hoteleros. La cocaína, agregó, le daba al senador fuerza en su trabajo, por lo que su consumo le había sido autorizada por nueve médicos. Isola pidió un aplazamiento de la vista para que uno de los médicos pudiese desplazarse desde Málaga, lo que finalmente no pudo ocurrir ayer por encontrarse el doctor de vacaciones.

Fuente y leer: ElPaís

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*