Dos veinteañeras triunfan haciendo literatura erótica con dinosaurios

[foto de la noticia]

[foto de la noticia]

Hasta hace relativamente poco, lo del sexo de los dinosaurios era uno de esos temas encasillados en el cosmos de los misterios profundos de la ciencia. Hoy en día se lo montan tan bien que hasta protagonizan novelas eróticas con mujeres bien dispuestas a pasar un buen rato. El invento, por extraño y rebuscado que parezca, se ha convertido en tal fenómeno que las dos estudiantes texanas que lo pusieron en marcha ya no hacen otra cosa que seguir lanzando títulos al mercado para pagarse cómodamente los estudios y mucho más.

Se hacen llamar Christie Sims y Alara Branwen, rondan los 20 años y, de momento, prefieren no revelar sus verdaderos nombres. «¿Realmente piensan que estamos tan locas como para publicar lo que publicamos bajo nuestra verdadera identidad?», argumentaba hace unos días Branwen.

Lo suyo ha llegado al universo literario bajo títulos como ‘Taken by the T-Rex’ (Tomada por un T-Rex) o ‘Ravished by the triceratops’ (Cautivada por un triceratops), con fotos de mujeres en bikini y aparentes ganas de dejarse seducir por las bestias con las que comparten portada.

Todo ello en plena era de la llamada ‘literatura chatarra’, novelas comerciales y generalmente mal escritas que, aún así, arrastran a millones de lectores a engancharse a un libro con ínfulas sadomasquistas, como ‘Cincuenta sombras de Grey’, de E. L. James.

En el fenómeno de esa autora se fijó Branwen para sacar su propia idea al mercado. Su compañera de habitación en la Universidad Texas A&M le habló de la autopublicación como una manera efectiva y directa de empezar a vender libros. «Sabía del caso de E.L James, que hizo una fortuna de esa manera, así que pensé que podía publicar mi literatura erótica con esa plataforma», continúa Branwen.

Fue así como dejó de trabajar en un supermercado para volcarse con los relatos de señoritas seducidas por todo tipo de criaturas extrañas, con tentáculos y seres verdes con un poderoso miembro viril. Lo de los dinosaurios vendría después, en una noche caminando por el campus y pensando en ‘Parque jurásico’, de Steven Spielberg.

«Mi mente perversa inmediatamente se puso a trabajar, y me imaginé a mujeres acostándose con dinosaurios. Me moría de la risa», confiesa Branwen, quien dice que estuvo a punto de abandonar la idea por descabellada.

Por fortuna para ambas estudiantes, que trabajan mano con mano en su nueva aventura y que comparten habitación en la universidad, el concepto siguió adelante y ahora ganan tanto dinero que prefieren no hablar de ello. «Sin hablar de cifras concretas, entre las dos ganamos más dinero que una amiga que lleva años trabajando como ingeniera en Boeing», explica Branwen, habitual portavoz en las entrevistas con la prensa.

Tanto, que puede que ese sea su futuro y no las carreras universitarias que tenían en mente, las nuevas reinas de la literatura erótica con dinosaurios como grandes protagonistas. En la cama con un diplodocus.

Fuente y leer más: El Mundo

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*