Aena expedienta a 5 controladores que despidieron con guitarra en mano a un piloto por radiocontrol

Aena expedienta a 5 controladores que despidieron con guitarra en mano a un piloto por radiocontrol

Expedientados 5 controladores por dedicar una canción a un piloto que se jubilaba

El pasado 17 de agosto, el comandante Francisco Ubet realizó su último vuelo. Más de 34 años de profesión como piloto de líneas aéreas daban paso a la jubilación, así que algunos de los que han sido sus compañeros en todo ese tiempo decidieron darle una sorpresa.

A las cuatro y media de la tarde, antes de aterrizar en una de las pistas del Aeropuerto de Barajas, los controladores aéreos le despidieron conuna canción de 35 segundos emitida a través de la frecuencia de control. Sobre los acordes de una guitarra española, la voz de un grupo de personas cantaba a coro la siguiente letra:

«En esta despedida por tu jubilación, queremos compartirla con cariño y emoción, perdona los crujidos, perdona los ‘slots’, olvida el antirruidos, hasta siempre aviador». [Escucha aquí la canción que ha supuesto el expediente a los controladores, una versión de «Auld Lang Syne»]

Pero eso no fue todo. Después de aterrizar los bomberos del aeropuerto de Barajas hicieron en su honor un «arco de agua» por debajo del cual pasó su avión. La respuesta del piloto fue escueta y emocionada: «Muchísimas gracias, sois únicos» y «muchas gracias, buen servicio como siempre y gracias por todos estos años»

La noticia llegó pasados unos días, el 23 de agosto, cuando Aeropuertos Españoles Navegación Aérea (AENA) decidió abrir expediente disciplinario a los dos controladores aéreos que interrumpieron la emisión al dar paso a la canción.

En una nota de AENA, la la directora de Recursos Humanos de Navegación Aérea, Mayte Calleja, aseguraba que «dicho comportamiento podía ser constitutivo de alguna de las faltas previstas» en el convenio colectivo. En concreto, se refiere a un apartado sobre la utilización inadecuada de las comunicaciones aeronáuticas cuya incidencia puede afectar a la seguridad aérea.

Con una guitarra como acompañamiento

 «A las 16 horas, 29 minutos 11 segundos», relata AENA, «los controladores cantaron con acompañamiento de guitarra a través de la frecuencia de control una canción de despedida a un comandante de la compañía Iberia LAE permitiendo que la frecuencia de control se utilizara con dicha finalidad, existiendo tráfico real en vuelo».

Días después, el expediente fue ampliado a las dos supervisoras y al jefe de sala, responsables de todos ellos, por lo que son cinco las personas afectadas. Uno de los promotores de la idea asegura a ABC.es que «la idea se llevó a cabo sin perjudicar a ningún otro avión y sin problemas de seguridad».

A nadie en su sano juicio se le puede ocurrir que un controlador, o grupo de controladores, incluido el jefe de sala, pueda poner en riesgo la seguridad de los pasajeros, no tiene ningún sentido, añade antes de asegurar que «es una costumbre mundialmente aceptada en el mundo de la aviación desde tiempos inmemoriales, porque la relación entre pilotos y controladores es muy estrecha».

Sea un gesto de compañerismo entre colectivos que trabajan mano a mano o sea un acto de irresponsabilidad, lo cierto es que el asunto ha tenido repercusión en las redes sociales y en medios del sector, donde muchos pilotos y controladores se han solidarizado con los expedientados.

De hecho, se está distribuyendo un cartel solicitando al colectivo de pilotos mensajes de apoyo para los expedientados. Sobre un montaje de una torre de control en la que se ve un controlador surcando los cielos, se puede leer el siguiente lema: «¡LOS CONTROLADORES AÉREOS NECESITAN NUESTRO APOYO!». [Consulta aquí el cartel de apoyo y solidaridad difundido de los controladores]

Fuente y leer: ABC

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*