Dispara a un niño que jugaba a la pelota porque no le dejaba dormir

Siesta igual a sagrado.

Eran las 20.30 horas cuando un niño que jugaba con varios amigos en una calle del barrio de San Blas, en Madrid, fue alcanzado por una bala. El proyectil, disparado desde la ventana de un edificio cercano, hizo que el menor, de 11 años, cayera al suelo. La bala estaba situada muy cerca de la arteria aorta, por lo que, una vez en el hospital, los facultativos temían por su vida.

Tras los hechos, que se produjeron el pasado 23 de julio, la Policía Nacional ha detenido al presunto autor del disparo, un joven de 30 años que había sido tirador en el ejército. José S.A., el presunto autor, había amenazado media hora antes a los niños que jugaban en la zona «porque no le dejaban dormir» y él tenía mucho sueño.

Una vez arrestado, tras el registro de su vivienda, la Policía intervino cuatro carabinas, ocho armas blancas y 65 cartuchos de diversos calibres.

Obsesionado con el ruido

En el transcurso de la investigación, la Policía ha descubierto y relacionado al autor con el presunto robo de una máquina sopladora de hojas. En julio de 2012, un operario municipal denunció el robo y las amenazas que recibió porque «hacía mucho ruido y no podía descansar».

Fuente y leer: ABC

Dispara a un niño que jugaba a la pelota porque no le dejaba dormir

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*