La Mesa del Congreso subvenciona el ‘gin tonic’ a señorías e invitados.

La Mesa del Congreso de los Diputados ha aprobado el pliego de condiciones para la concesión del servicio de cafetería de la Cámara Baja durante los próximos cuatro años. La empresa que logre la adjudicación ganará 4.287.500 euros más IVA, el dinero que la Mesa ha decidido invertir para que los diputados, el personal de la Cámara Baja y las visitas paguen en el restaurante del Congreso precios más baratos que los que fija el libremercado fuera de sus instalaciones. 

El acuerdo publicado por el Boletín Oficial de las Cortes Generales el pasado viernes, que será efectivo a partir del próximo mes de noviembre, no sólo establece el precio máximo que la firma adjudicataria podrá cobrar por los servicios de restauración habituales, sino que también decreta que un gin-tonic Larios no podrá costar más de 3,45 euros ni un cubalibre, más de 3,40. La diferencia con el precio real se cubrirá con fondos públicos.

Los precios aparecen en un anexo del pliego de condiciones en el que se especificanlas tarifas que deberá respetar la cafetería del Congreso durante la vigencia del contrato. El documento fija el coste de los menús del día (9 euros), desayunos (1,05 euros), cafés (0,85 euros), cruasanes (0,90 euros), una ración de anchoas (4,45 euros), la pieza de fruta del tiempo (1,20 euros) y hasta el extra de queso manchego en los bocadillos (1,45 euros). El anexo abarca más de un centenar de productos que podrían encontrarse en cualquier mesón de España.

Pero la Mesa también ha querido dejar por escrito el coste que deberán tener como máximo las bebidas alcohólicas y los combinados que se sirvan dentro del Congreso. Además del gin-tonic y el cubalibre, el pliego de condiciones concreta lo que pagarán los diputados por un Bloody Mary (3,45 euros), un Dry Martini Importación (3,10 euros), un whisky DYC Reserva 8 años (4,20 euros) o escocés reserva (9,90 euros), por un exclusivo licor Drambuie (6,20 euros), una copa de cava brut (1,70 euros), el Ron Habana Club 7 años (5,65 euros) y un whisky con refresco (5,35 euros), entre otras bebidas espirituosas. La lista es extensa y el adjudicatario estará obligado a disponer siempre de todas ellas y venderlas al precio tasado.

Fuente: El Confidencial

La Mesa del Congreso subvenciona el ‘gin tonic’ a señorías e invitados.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*