Los carteristas provocan el cierre temporal del Louvre

Sale caro ir a ver la Giocoonda.

«Importante. Por circunstancias excepcionales, el museo está actualmente cerrado. Pedimos disculpas a nuestros visitantes, y les mantendremos informado de la hora de reapertura». Con ese mensaje recibe la web del Museo de Louvre a quien teclee su dirección en Internet. Afuera, cerradas las puertas de la pinacoteca más visitada del mundo debido a la protesta de los agentes de seguridad, que dicen que no dan abasto ante el recrudecimiento, desde hace meses, de los robos perpetrados por carteristas. Un millar de agentes trabajan en la pinacoteca, de los que la mitad está presente a diario.

Unos 200 empleados del Louvre ha decidido ejercer su derecho a no permanecer en su puesto de trabajo, al tiempo que una delegación de los vigilantes fueron recibidos por la dirección, a la que manifestaron “su preocupación por el recrudecimiento de los tirones y de las consecuencias que tienen en sus condiciones laborales” la proliferación de carteristas”, ha explicado el museo en un comunicado.

Los carteristas están “cerca de las entradas, a la salida del metro Palais Royal- Museo del Louvre, y en el propio museo, están en todas partes y ni siquiera se esconden”, ha explicado un empleado al diario Metro.Este trabajador ha explicado que los ladrones “entran en las salas y roban de los bolsillos o los bolsos de los visitantes”.

A ello se añaden “insultos, escupitajos y amenazas” a los empleados.Después, el Ministerio de Cultura ha recibido a los representantes de los trabajadores y ha informado a la agencia AFP que la ministra, Aurélie Filippetti, va a hablar inmediatamente con su colega de Interior, Manuel Valls, “con el fin de poner en marcha un dispositivo de seguridad adaptado a esta situación inaceptable, y medios policiales adicionales en el exterior del museo”.

La ministra Filippetti tratará también de “sensibilizar al Ministerio de Justicia respecto a las denuncias” presentadas tanto por los guardias del museo como por los visitantes, muchas de las cuales han quedado archivadas.

La dirección ha señalado en esa nota que muestra “su apoyo total” a los vigilantes, e insiste en que “ha avisado desde hace meses a los poderes públicos” que “tiende a agravarse” las circunstancias pese a las medidas que se han puesto en marcha. Así que hoy, La Gioconda y el Escriba sentadono tienen quien los admire.

Según el relato de los vigilantes, cada vez hay más carteristas y se muestran más agresivos. En muchos casos se trata de menores que, tras ser detenidos por la policía, quedan rápidamente en libertad y vuelven a las andadas en pocos días.

Para hacer frente a esta situación inédita, el Louvre indicó que va a poner en práctica una nueva medida que permitirá a sus agentes prohibir la entrada a los accesos subterráneos del museo a “personas que hayan cometido de forma segura actos delictivos o que hayan violado de manera repetida el reglamento de visita”.

En diciembre pasado, la pinacoteca ya había formalizado una denuncia ante la Fiscalía de París, establecido una cooperación más estrecha con los servicios policiales y se había dirigido a los consulados de los países de donde proceden buena parte de los visitantes del Louvre para que previnieran a sus ciudadanos del riesgo de sufrir tirones y las fechorías de los carteristas. Permanezcan atentos a la web si van a visitar hoy el museo.

Fuente: ElPais

Los carteristas provocan el cierre temporal del Louvre

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*