Un chino pasa seis años de su vida jugando en un cibercafé

Le salió cara la factura.

Los límites de la adicción a los juegos en internet son sorprendentes. Li Meng vive desde hace seis años en un cibercafé de Changchun, en el noreste de China, jugando online.

El diario chino Beijing Times ha publicado la historia de este joven, que sólo abandona el negocio para comer y eventualmente para ducharse. Un periodista del medio se acercó al local para hablar con el chico: “Siempre que hablaba con él tenía la mirada clavada en la pantalla y junto a él una bolsa con comida”. Según el reportero, Li le contó que tenía unos ingresos de 253 euros, de los cuales 63 los dedica para pagar sus gastos en el cibercafé.

El periodista también consultó al propietario, quien dijo que era un “tipo discreto”. Sin embargo los demás clientes no se mostraban muy contentos con la presencia continua de Li en el negocio. “Suele venir por la noche a jugar, duerme durante el día, pero siempre aquí”, explicaba otro asiduo del lugar, “y de vez en cuando se marcha para darse una ducha”, añadía.

Un problema cada vez mayor

Aunque estar seis años seguidos delante de una pantalla de ordenador no es lo habitual, este tipo de adicción en China cada vez es más común. En 2010, la revista Wired publicó un reportaje sobre un campamento para atajar este problema entre los jóvenes chinos. Según la publicación, el 80% de los adolescentes del país asiático son adictos a los juegos por internet.

Fuente: HuffingtonPost

Un chino pasa seis años de su vida jugando en un cibercafé

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*