Entra a robar en una panadería y se queda despachando a los clientes

Esto es un profesional. 

Maibel, la panadera de Barakaldo, fue atracada en el establecimiento en el que trabaja. El atracador, encapuchado y armado con una navaja, la golpeó y la amordazó dejándola en la trastienda, atada de pies y manos. Sorprendentemente, el delincuente decidió atender el negocio.

Llegó a despachar a más de una decena de clientes que acudieron a comprar el pan. Maribel, atada y amordazada escuchaba atónita como el asaltante atendía a la clientela. Incluso, en un momento determinado, entró donde estaba recluida, y le preguntó cuánto costaba una palmera.

Al cabo de una hora, el atracador empezó a hablar con su víctima. Maribel se armó de valor e intentó convencer al atracador para que se marchara. Finalmente, el ladrón la pidió perdón, la besó en la mejilla y se marchó. No pudo abrir la caja registradora pero se llevó un ordenador portátil y más de cien euros que Maribel guardaba en su bolso. De momento, no ha sido detenido.

Ver vídeo

 

Fuente: Antena 3

Entra a robar en una panadería y se queda despachando a los clientes

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*