Se gasta 800 euros en un puticlub con sus amigos y denuncia que le robaron para recuperar el dinero

A lo Torrente.

La crisis económica ha avivado la picaresca y ha disparado los casos de simulaciones de delitos. En este sentido, la Policía Nacional han detenido en Valencia a diez hombres y cuatro mujeres, todos de origen español, como presuntos autores de un delito de simulación de delito, tras fingir ser víctima de delitos, generalmente robos con violencia, hurtos o robos con fuerza con la intención, al parecer, de obtener una compensación del seguro.

El Cuerpo recuerda que «los ciudadanos deben saber que simular ser responsables o víctimas de una infracción penal, presentando una denuncia falsa en una dependencia policial les puede acarrear consecuencias legales graves, como la detención». De hecho, al formular las pertinentes denuncias siempre son advertidos de la responsabilidad penal en la que pueden incurrir.

En Valencia un hombre manifestaba haber extraviado su tarjeta bancaria y haber sido utilizada para realizar compras por un valor de más de 850 euros sin su autorización. La investigación llevada a cabo por los policías puso de manifiesto que el extravío no se había producido, averiguando que el denunciante había ido la madrugada del mismo día del supuesto “extravío” a un club junto a unos amigos, pagando con la tarjeta 800 euros en consumiciones, además minutos más tarde en un cajero próximo realizó una extracción de dinero en efectivo, por lo que el hombre fue detenido por un delito de simulación de delito.

Las detenciones se han producido en Valencia, Gandía, Onteniente, Xàtiva, Quart de Poblet, Xirivella y Paterna.

Los policías averiguaron que en la mayoría de los casos las denuncias presentadas eran por robos de móviles, generalmente de última generación, cuando en realidad se trataban de hurtos o extravíos o bien que los móviles se les habían roto y para tratar de cobrar el seguro.

Un hecho se produjo cuando un joven denunció haber sufrido un robo con violencia mientras se encontraba con unos amigos suyos en el centro de Valencia, por parte de un grupo de jóvenes que se habían apoderado de sus teléfonos móviles. Los policías descubrieron que el denunciante tenía en su poder dos móviles de ilícita procedencia, además de que sus supuestos amigos y también víctimas, no lo eran, de hecho hacía años que no se veían y mucho menos habían sufrido un robo con el sospechoso. Los policías recuperaron los móviles, entregando uno de ellos a su legítima dueña y detuvieron al joven por los presuntos delitos de simulación de delito y receptación.

Fuente: abc.es

Se gasta 800€ con sus amigos en un club y denuncia que le robaron para recuperar el dinero

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*