Detenido un ladrón cuando intentaba burlar la seguridad del banco con zumo de limón en la cara

McArthur Wheeler, era un hombre buscado por la justicia en varios estados de EEUU por perpetrar robos a mano armada. Para ocultarse de la policía decidió echarse zumo de limón en la cara con el objeto de pasar desapercibido ante las cámaras. Así, Wheeler se armó de valor y realizó su último gran golpe a plena luz del día en un banco de Pittsburgh con la cara descubierta salvo por el líquido con el que se roció la cara.

Fuente: alicantenoticias.es

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*