Una mujer finge su secuestro para no ir al trabajo un día

Sheila Bailey Eubank, de San Antonio, Texas, fue acusada de haber fingido su propio secuestro. Pero lo más sorprendente es que esta mujer no montó toda esta farsa para cobrar un rescate, sino para poder faltar al trabajo.

Eubank negó las acusaciones y afirmó que un hombre la secuestró y la obligó a llevarlo a varios lugares sospechosos, por lo cual dedujo que se trataba de negocios con drogas. Además, declaró que el hombre la atacó, trató de estrangularla con una cuerda, la ató y la dejó en el coche antes de que un policía finalmente la encontrara.

Fuente: Terra.com.ar

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*